Guía sobre el reciclaje de tóneres para impresoras: Todo lo que debes saber para aplicar a diario

Reciclaje toner impresora

Desde el 15 de agosto de 2018, por mandato europeo, el reciclaje de tóneres para impresoras es obligatorio en España.

Según la normativa europea, tanto los cartuchos de impresora como los tóneres se consideran residuos electrónicos y, por tanto, se tienen que desechar de modo que el impacto sobre el medioambiente sea mínimo.

Hay que tener en cuenta que los componentes de un tóner son muy contaminantes, tanto el contenedor como el contenido.

En el exterior, los cartuchos están fabricados con plástico. En el interior, hay tinta en polvo que, a través de un proceso electrónico, impregna el papel con colores. Esta tinta en polvo es una sustancia muy peligrosa para el medio ambiente y la salud.

Dependiendo del fabricante, estos gránulos que se convertirán en tinta en el papel, tienen una composición parecida aunque con pequeñas diferencias.

La base para producir la tinta de los tóneres está compuesta por hierro y carbón, pero también se usan otros materiales como cromo, cobre, cianuros, acrílicos y otras partículas plásticas. Como vemos, el proceso es complejo.

El resultado es una sustancia altamente contaminante. De hecho, el diseño de los tóneres, tanto los que se usan en impresoras como los que se instalan en fotocopiadoras, permiten su uso de modo que ninguna persona esté en contacto directo con los gránulos del interior.

Te interesa:

Impresora de tóner vs. Impresora de tinta: ¿cuál es más beneficiosa para el medioambiente?

Cómo reciclar el tóner para la impresora de forma correcta

como reciclar toner impresora

Como se trata de una normativa reciente, en muchos centros de trabajo se desconoce la obligatoriedad del reciclaje de tóneres.

Todos los agentes que participan en la fabricación, venta y distribución de este tipo de consumibles están obligados a llevar a cabo su correcto reciclaje, esto es, recogerlos y gestionarlos de modo que no perjudique al medioambiente.

Servicios como el ofrecido por Lasercart se encargan de la recogida de cartuchos de tinta (más usados en el ámbito doméstico) y tóneres para su correcto tratamiento.

De media, una empresa necesita cambiar el tóner cada cinco o seis meses. En la actualidad, casi ninguna empresa puede prescindir de contar con una impresora en sus oficinas.

Por tanto, el volumen de tóneres y cartuchos que se tienen que gestionar es muy alto.

Sistemas de recogida de tóners de impresora para su reciclaje

Hay dos tipos de sistemas de recogida:

El del propio fabricante, que recupera sus cartuchos.

Empresas que recogen los tóneres vacíos para volver a rellenarlos y ponerlos de nuevo a la venta en el mercado, ofreciendo cartuchos reciclados más baratos que los nuevos. En este caso, se enmarca la labor de Lasercart.

Según la normativa europea, serán los fabricantes de consumibles los encargados de organizar el sistema de recogida y su posterior tratamiento acorde con normas medioambientalmente responsables.

Sin embargo, las empresas y los particulares que usan los cartuchos de tinta y los tóneres son el primer eslabón de la cadena de reciclaje.

De nada sirve crear un sistema de reciclaje si en las oficinas y en los hogares nadie se ocupa de separar y desechar correctamente este tipo de residuos.

Existen tres modos de desechar los tóneres de la impresora:

1). La propia empresa que suministra a las oficinas tiene la obligación de recoger los tóneres usados.

2). Las tiendas de informática y electrónica que venden este tipo de consumibles también están obligadas a recibir los cartuchos usados. De hecho, si es una gran superficie o un centro comercial, deben colocar contenedores para que los clientes puedan arrojar allí sus tóneres y sus cartuchos de tinta.

3). En los puntos limpios de recogida de residuos que los ayuntamientos deben ofrecer a los ciudadanos, así como gestores de residuos autorizados como es el caso de Lasercart.

Te interesa:

¿Qué funciones desempeña un gestor de residuos en Madrid?

Motivos adicionales para que reciclar tóner para impresora láser sea obligatorio

reutilizar cartuchos y toner de impresora

En general, los tóneres están preparados para ser usados en las impresoras láser. Los gránulos que se alojan en el interior del tóner están cargados electrónicamente para que puedan ser activados por el láser.

Mediante un tambor, esos gránulos se funden y se convierten en la tinta que se imprime finalmente en el papel. Esta es la razón de por qué las hojas salen calientes de la impresora.

Pero es que, además de la tinta, cara y contaminante, estos consumibles incorporan minúsculos componentes electrónicos que, como cualquier basura electrónica, dañan el medioambiente.

No solo eso, sino que, además, según recientes estudios, las micropartículas que componen las tintas del interior pueden causar problemas de salud si son inhaladas por un ser humano.

Por otra parte, uno de los componentes de la tinta de tóner, el monómero de poliestireno, puede irritar la piel y las mucosas de ojos y vías respiratorias.

Cabe añadir que no todos los cartuchos son reutilizables. Algunos han sido dañados (por calor del proceso de impresión o por un mal uso) y son calificados como «no aptos», esto es, inservibles para un nuevo uso. Pero, por regla general, la carcasa de un tóner puede llegar a usarse siete veces.

Conclusión:

Por tanto, el objetivo del reciclaje de los tóneres para impresora y otros consumibles informáticos es que no acaben en vertederos (y mucho menos en las costas de países africanos, como desgraciadamente pasaba hace años).

Estas medidas favorecen su reutilización para fabricar cartuchos de la misma calidad y fiabilidad que los originales sin dañar el ecosistema.

2018-12-01T20:33:15+00:00