¿Qué es la Renta Activa de Inserción (RAI) y cómo afecta a las personas con discapacidad?

renta-activa-insercion

Una persona en situación de desempleo está en disposición de recibir una prestación contributiva por desempleo, más conocida como paro, siempre y cuando cumpla con los siguientes requisitos:

Estar en situación de desempleo y haberse inscrito como demandante de empleo.

Haber cotizado un mínimo de 12 meses (360 días), durante los 6 años anteriores a que se produjera la situación de desempleo. Además, no se podrán haber utilizado las cotizaciones para acceder a otras prestaciones por desempleo.

Si se demuestra un periodo mínimo de cotización de 12 meses, una persona desempleada podrá recibir una prestación por desempleo durante 4 meses.

El problema está cuando se agota la prestación contributiva, siendo dos las posibilidades de protección por desempleo existentes:

Prestaciones asistenciales: ayudas que ofrece el Estado a personas desempleadas que no han cotizado lo suficiente para acceder al nivel contributivo, o hayan finalizado dichas prestaciones.

Ayudas extraordinarias: aquí es donde entra en juego la Renta Activa de Inserción (RAI), que además resulta altamente beneficiosa para personas con discapacidad.

¿Qué es la Renta Activa de Inserción (RAI)?

rai-que-esLa Renta Activa de Inserción (RAI) consiste en una prestación de carácter no contributivo, que está destinada a personas desempleadas que no reciben ningún tipo de ayuda, y que tienen serias dificultades para acceder al mercado laboral.

Uno de los grupos que podrán beneficiarse de la Renta Activa de Inserción son aquellos trabajadores desempleados que acrediten un grado de discapacidad igual o superior al 33%, o que tengan reconocida una incapacidad que suponga una disminución en su capacidad laboral del porcentaje indicado.

Para que una persona con discapacidad pueda acceder a la prestación de la RAI, deberá acreditar que carece de rentas de cualquier naturaleza, que excedan el 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), quedando excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias.

La cuantía de la RAI consiste en el 80% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), y tendrá una duración máxima de 11 meses.

¿Cómo puede solicitar la RAI una persona con discapacidad?

Las personas con discapacidad que quieran solicitar la RAI deberán presentar dicha solicitud vía telemática o presencial, en cualquiera de las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), aportando la siguiente documentación:

Solicitud oficial correctamente cumplimentada.

Fotocopia del DNI.

Libro de familia (solo en algunos casos).

Certificado de discapacidad u otro documento que acredite el grado de discapacidad.

Diferentes documentos acreditativos (Búsqueda activa de empleo, rentas, etc.).

Requisitos y condiciones a cumplir de la RAI para personas con discapacidad

requisitos-rai

Cada colectivo debe cumplir con una serie de particularidades para poder acceder a la RAI, y a continuación vamos a repasar los requisitos que deben cumplir las personas con discapacidad:

Tener reconocida una discapacidad igual o superior al 33% o ser pensionista por incapacidad.

Haber extinguido una prestación contributiva o subsidio por desempleo, excepto casos de sanción o penalización.

No tener derecho a una renta agraria.

Estar inscrito de manera ininterrumpida como demandante de empleo, durante los 12 meses anteriores como mínimo. Se considerará que se ha interrumpido la búsqueda de empleo si se ha trabajado durante un periodo de 90 días o más, durante el año anterior a la solicitud de acceso al programa Renta Activa de Inserción (RAI).

No haber rechazado ninguna oferta de empleo adecuada.

No haberse negado a realizar cursos o talleres de formación para incrementar la ocupabilidad.

Haber realizado un mínimo de tres acciones de búsqueda activa de empleo durante el periodo de inscripción.
.

Conclusión:

En definitiva, la Renta Activa de Inserción (RAI) es una de las mejores soluciones que tienen aquellas personas con discapacidad, que tienen serias dificultades para acceder al mundo laboral y recibir una remuneración por un trabajo digno, pudiendo recibir una prestación contributiva correspondiente al 80% del SMI.

Para este tipo de personas, ponemos a su disposición nuestro centro especial de empleo Lasercart, donde nos esforzaremos por buscarles un puesto de trabajo ajustado a sus características, que les permita acceder de nuevo al mundo laboral.

2019-08-16T11:50:33+00:00