¿Sabrías identificar los conocidos como Residuos Sólidos Urbanos o RSU?

Residuos urbanos

En el post de hoy de Lasercart, como Gestor de Residuos autorizado por la Comunidad Autónoma de Madrid para la recogida y gestión de residuos, queremos aprovechar para hablar de los residuos sólidos urbanos, conocidos también como RSU, con el objetivo de acercártelos y que puedas identificarlos con una mayor facilidad; algo fundamental dada su importancia. Te vamos a contar todo lo que debes saber sobre ellos: qué son, qué dice la legislación sobre ellos, la situación en la que se encuentran en España…

¿Qué son los Residuos Sólidos Urbanos?

Los residuos sólidos urbanos, conocidos también como RSU o residuo urbano, hacen referencia a aquellos residuos que son sólidos y han sido generados directamente en los núcleos urbanos y sus alrededores.

Es importante destacar que dentro de los residuos sólidos urbanos no entran los residuos que están catalogados como peligrosos, independientemente de que se hayan producido o no en los núcleos urbanos. De esta forma, podríamos decir que estos residuos están considerados como basura doméstica.

Papel y cartón: todos aquellos residuos generados a través de los periódicos, hojas de revista, panfletos de publicidad, cajas, bricks, embalajes, etc., y que deben ir en el contenedor azul.

Materia orgánica: son aquellos restos que proceden directamente de la preparación de alimentos, de las sobras alimentarias, de la limpieza, restos de poda de plantas o arbustos, etc. Residuos que deben ir en el contenedor negro, gris o marrón.

Vidrio: residuos que deben ir depositados en el contenedor verde, como las botellas de cristal, los frascos, vajillas, cristales, etc.

Plásticos: elementos de plástico como botellas, embalajes, cubiertos desechables, etc., así como metales de latas de refrescos. Todos ellos deberán ir al contenedor amarillo.

 

RSU: ¿Qué dice la legislación?

La actual Ley de Residuos en España (Ley 22/2011 de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados) trata este tipo de residuos como residuos domésticos. Una regulación para las que también han incidido enormemente las otras dos normativas con carácter jurídico anteriores: Plan Nacional de Residuos Urbanos (PNUR) 2000 – 2006 y Plan Nacional Integrado de Residuos (PNIR) 2008 – 2015.

Ley 22/2011, 28 de julio, de residuos y suelos contaminados

Ley que se aplica a todo tipo de residuos, exceptuando las emisiones atmosféricas, el suelo contaminado excavado y aquellos materiales naturales excavados en la construcción, como aquellos explosivos descalificados, residuos radioactivos y materiales fecales.

Una ley que aparece debido a la necesidad de la Unión Europea de adoptar una nueva política de residuos, centrada en abandonar la clasificación centrada en dos únicas modalidades.

Plan Nacional de Residuos Urbanos (PNRU)

El PNRU reguló los RSU desde el año 2000 hasta el 2006. Llegó tras la aprobación del Consejo de Ministros de España el 7 de enero del año 2000, cumpliendo con la Directiva Marco de Residuos de la Unión Europea, y permitiendo desarrollar la Ley de Residuos del 21 de abril de 1998. Un plan que contó con una financiación de nada más y nada menos que 3318 millones de euros, procedentes la mayoría del Fondo de Cohesión de la Unión Europea.

Plan Nacional Integrado de Residuos (PNIR)

El PNIR fue aprobado por el Consejo de Ministros de España el 26 de diciembre de 2008, dando validez hasta el año 2005, con una financiación de 23 millones de euros, los cuales provenían directamente del Ministerio de Medio Ambiente.

¿Cuál es la situación de los RSU en España?

La realidad es que desde el año 1990, la cantidad de residuos sólidos urbanos en nuestro país ha aumentado un 95,9%, nada más y nada menos. Un aumento que ha dejado la cifra de RSU en nuestro país en 2 558 400 toneladas de residuos, y que demuestra que se está produciendo un crecimiento excesivamente elevado.

Algunas de las principales causas de este crecimiento no son otras que el incumplimiento de los planes nacionales de residuos, el aumento de la población en nuestro país durante los últimos años y que España sea el país europeo número uno en cuanto a turismo se refiere.

Tan sólo en 2006 la producción de RSU en nuestro país se redujo respecto al año anterior, volviendo a subir en 2007.

Y según el Plan Nacional de Residuos Urbanos, la proporción de los residuos domésticos en nuestro país es la siguiente:

Materia orgánica: 44,06%

Papel y cartón: 21,18%

Plástico: 10,59%

Vidrio: 6,93%

Metales: 4,11%

Maderas: 0,96%

Otros: 12,17%

 

¿Cuáles son los principales efectos que provocan Residuos Sólidos Urbanos?

Contaminación atmosférica: la materia orgánica produce gas metano, que es hasta veinte veces más potente que el dióxido de carbono, y produce alrededor de la mitad de gases de los vertederos, siendo el máximo responsable de los incendios y explosiones.

Contaminación edáfica: los productos no biodegradables producen una alteración de las propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo.

Contaminación de las aguas: uno de los problemas más graves de los RSU es la contaminación de las aguas que producen, debido a los lixiviados, que son los líquidos que provoca el agua al moverse a través de un medio poroso.

 

Conclusión

En definitiva, los RSU son de alguna forma la basura que generamos en los hogares, comercios, oficinas, servicios, etc. Unos residuos que deben recibir el tratamiento adecuado, y no acabar en la basura convencional, ya que de lo contrario podrían resultar altamente perjudiciales para el medioambiente.

 

2018-12-01T20:33:17+00:00